Noticia

Tres hábitos de higiene mental para vencer al coronavirus

¿Cuántos de nosotros estamos experimentando estos días un cóctel de confusión, ansiedad y estrés? ¿Cuántos incluso sentimos sorprendentes momentos de respiro y de aprecio por lo que tenemos, por lo que somos?

 

En una encuesta publicada el 2 de Abril por la Kaiser Family Foundation, el 45% de los estadounidenses dice que la crisis está perjudicando su salud mental – más aún, el 19% dice sentir un “gran impacto” negativo. Y es bastante posible que esta situación sea peor en países como España o Italia, dado el mayor impacto del virus y las estrictas políticas de aislamiento.

¿Qué podemos hacer?

1. Priorizar y disfrutar día a día toda acción positiva, sin importar cuán pequeña sea. Sintiendo el calor del sol mientras caminamos por un balcón o terraza o a lado de una ventana, para obtener una dosis diaria de ejercicio físico, la relajación y la vitamina D que necesitamos. Llamando a ese pariente o amigo con el que no hemos hablado en mucho tiempo. Practicando técnicas para centrarnos plenamente en cada momento, escuchando y apoyando a los que nos rodean y a nosotros mismos. Aprendiendo a ser más flexibles, a apreciar lo que podemos hacer y aceptar lo que no.

 

2. Explorar la creciente “caja de herramientas” para la salud cerebral y mental. La crisis está proporcionando atención masiva a un sinnúmero de recursos disponibles por Internet. Podemos descubrir e incorporar a nuestra vida herramientas para el cuidado personal, la educación a distancia, telemedicina, conexiones sociales, el manejo del estrés, y más allá. No hay momento como el presente para revisar nuestro sabio (o no tan sabio) uso de la tecnología en general y de la tecnología de salud mental en particular.

 

3. Apoyar a los que nos rodean. Ya estamos viendo grandes ejemplos de acercamiento y colaboración. Pero no es un tema de héroes y heroínas. Todos podemos mostrar solidaridad con nuestras familias, vecinos, compañeros, amigos –e incrementar de paso nuestra automotivación para mantener nuestra salud a tope.

 

Leer artículo completo del World Economic Forum aquí: