Consejos

Una microbiota intestinal rica y variada se asocia con una mejor salud

Consejo elaborado por la Dra. Eulàlia Vidal, coordinadora del consejo asesor de nutrición y salud de Ametller Origen

La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro intestino y que nos ayudan a protegernos de enfermedades y mantener una buena salud. Cuanto más rica y variada sea esta microbiota, mejor nos encontraremos. Por eso es necesario seguir una dieta variada y saludable a base de frutas, hortalizas y verduras, legumbres y cereales integrales. Y tan importante es la cantidad como la variedad de esos alimentos.

Un estudio reciente ha concluido que las personas que consumen más de 30 alimentos de origen vegetal –frutas, hortalizas, frutos secos, verduras, legumbres, semillas, cereales integrales– a la semana tienen una microbiota intestinal más diversa que las que no lo hacen.

Esto significa que cuanta más variedad de alimentos de origen vegetal consumamos, más diversa será nuestra microbiota, lo cual tendrá un impacto positivo sobre nuestra salud. Por el contrario, una microbiota poco variada se asocia a una mayor probabilidad de padecer determinadas enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer, entre otras.

 

Los colores y sus propiedades nutricionales

El color de los vegetales también puede ser clave para hablar de microbiota. Los colores vienen dados por la composición en fotoquímicos que, a pesar de ser consumidos en menor cantidad que la fibra, también impactan en la microbiota intestinal generando sustancias que pueden ser muy positivas para la salud. A este hecho deben añadirse los efectos antioxidante y antiinflamatorio: el color lila, por ejemplo, tiene propiedades antioxidantes, que ayudan a reducir el riesgo de padecer cáncer, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas; el color rojo se relaciona con los alimentos que ayudan a disminuir el riesgo de cáncer y mejorar la salud cardiovascular; los alimentos de color naranja o amarillo contienen betacarotenos, que ayudan a la salud ocular; los alimentos de color marrón o blanco contienen fitoquímicos, con propiedades antivirales y antibacterianas y potasio, y los alimentos verdes no sólo son antioxidantes sino que son ricos en magnesio.

Además de mantener una alimentación saludable y variada, existen otros factores que también influyen en la salud de la microbiota intestinal: un buen descanso, practicar ejercicio físico de forma moderada, tener una buena salud mental y mantener una buena hidratación con agua.

 

Referencia:

Gasaly Naschla, Riveros Karla, Gotteland Martín. Fitoquímicos: una nueva clase de prebióticos. Rev. chil. nutr. [Internet]. 2020  Abr [citado  2022  Abr  25] ; 47( 2 ): 317-327.

Compartir article