Consells

Tener propósitos en la vida ayuda a prevenir el desarrollo de declive cognitivo y la demencia

En los últimos años una línea de la neurociencia se ha focalizado en explorar la relación entre mente y cuerpo y cómo hay factores espirituales, emocionales y sociales que pueden tener efectos directos en la salud.

Alguno de estos estudios se ha dedicado concretamente a investigar la relación entre los propósitos en la vida y varios aspectos de la salud.

Los propósitos en la vida, por ejemplo, han sido relacionados con la reducción de accidentes cardio-vasculares e infartos.

Estas investigaciones se basan en el concepto de “propósito en la vida” introducido en los años cuarenta por la psiquiatría moderna por Viktor Frankl.

En relación a los propósitos en la vida, el autor escribió: “La principal preocupación del hombre no es ganarse placer ni evitar el dolor sino ver el significado de su vida. Por eso, el hombre está incluso dispuesto a sufrir con la condición de asegurarse que su sufrimiento tiene sentido.”

Según su propuesta, cada cual tiene que buscar este “sentido” a escala personal, puesto que es diferente por cada uno.

Otras propuestas más modernas consideran que el concepto de “propósitos en la vida” está compuesto de diferentes dimensiones como creer que la vida tiene un significado; mantener un sistema personal de valores; y tener la motivación para conseguir objetivos futuros y superar futuros retos. 

 

Los propósitos en la vida y la salud cerebral
Estudios recientes efectuados por Patricia Boyle, Profesora al Departamento de Ciencias del Comportamiento a la Universidad de Rush, en los Estados Unidos, han investigado la relación entre los propósitos en la vida y el declive cognitivo.

En un primer estudio, los investigadores siguieron a más de 900 personas durante siete años y los resultados evidenciaron que las personas con un nivel alto de propósitos en la vida tenían la mitad de las probabilidades de desarrollar demencia, concretamente enfermedad de Alzheimer, respecto a las personas con un nivel bajo de propósitos.

Los propósitos en la vida, además, resultaban relacionados también a una menor incidencia de diagnósticos de declive cognitivo leve, una condición que afecta en la mayoría de los casos solo a la memoria.

En otro estudio, conducido dos años más tarde, los mismos autores descubrieron que el nivel de propósitos en la vida tenía no solo efectos en el número de nuevos diagnósticos, sino también en el declive cognitivo relacionado a la demencia.

Estos efectos neuroprotectores podrían estar relacionados a la reducción de los procesos inflamatorios. De hecho, un estudio reciente ha revelado que una puntuación alta a un cuestionario que evaluaba propósitos en la vida estaba asociada a bajos niveles de actividades de una proteína relacionada con el estrés.

Más información:

Compartir article