Consejos

Practicar actividades como el ajedrez para mejorar algunas funciones cognitivas

En las últimas décadas se ha creado el fitness del cerebro (Brain Fitness), un concepto que nació en los EEUU que aboga por entrenar el cerebro y que incluye todas aquellas actividades de ocio y de la vida diaria que mantienen la mente activa y pueden ser cognitivamente estimulantes.

Estas actividades incluyen varios juegos como el ajedrez, tocar un instrumento musical, leer, o escribir, entre otras.
Este tipo de actividades pueden tener efectos beneficiosos directamente sobre las estructuras del cerebro que soportan la cognición como, por ejemplo, el hipocampo, una estructura del cerebro relacionada con la memoria.
Hay evidencias científicas que sugieren que practicar rutinariamente este tipo de actividades cognitivamente estimulantes ayuda a ralentizar el declive cognitivo relacionado con el envejecimiento puesto que a menudo requieren la gestión de diferentes elementos a la vez y, en consecuencia, un esfuerzo de atención, concentración y memoria.

Actividades cognitivamente estimulantes
Un estudio reciente ha investigado la relación entre el aprendizaje, la realización de actividades cognitivamente estimulantes y la mejora en funciones cognitivas.

Los participantes de este estudio fueron divididos en tres grupos que practicaron durante tres meses (~15 horas la semana) diferentes actividades productivas. Un primer grupo aprendió fotografía digital, es decir realizar fotografías y utilizar el ordenador con un programa para editarlas, una actividad demandante por las funciones ejecutivas, la memoria a largo plazo y el razonamiento.
Un segundo grupo de personas aprendió a diseñar y coser cubrecamas con una máquina para coser gobernada por un programa, una actividad que estimula la memoria de trabajo visual-espacial y la habilidad de razonamiento.

Un tercer grupo practicó durante un mes y medio una de las dos actividades y después, durante otro mes y medio, la otra.

Después de este periodo de tres meses, los participantes de los tres grupos mejoraron sus capacidades de memoria episódica, confirmando que la práctica de actividades complejas y cognitivamente estimulantes puede tener un impacto en la mejora de las funciones cognitivas.

Más información:

En las últimas décadas se ha creado el fitness del cerebro (Brain Fitness), un concepto que nació en los EEUU que aboga por entrenar el cerebro y que incluye todas aquellas actividades de ocio y de la vida diaria que mantienen la mente activa y pueden ser cognitivamente estimulantes.

Compartir article