Consejos

Más personas activas para un mundo más sano

La actividad física regular es un factor de protección para la prevención y el tratamiento de las principales enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y el cáncer de mama y colon. También se asocia con una mejor salud mental, retraso en la aparición de la demencia y una mejor calidad de vida y bienestar.

La OMS acaba de presentar el Plan de acción mundial sobre actividad física para reducir el sedentarismo y promover la salud.

La actividad física es importante en todas las edades y debe integrarse en múltiples entornos diarios. Las personas inactivas deben empezar realizando pequeñas cantidades de actividad física e incrementar gradualmente su duración, frecuencia e intensidad.

Pero ¿qué es actividad física?

Se considera actividad física cualquier movimiento muscular producido por los músculos esqueléticos que supongan un consumo de energía. Ello incluye actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos a pie o en bicicleta), actividades ocupacionales (es decir, trabajo), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias. Toda actividad supone un beneficio para la salud.

 

 

¿Qué recomienda la OMS?

 

  • Los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

 

Compartir article