Consejos

Higiene del sueño

La calidad del sueño tiene un impacto en nuestra salud física, mental y emocional, y conlleva muchos beneficios: producción o mantenimiento de masa muscular, incrementa la capacidad del sistema inmunitario para combatir las infecciones, potencia la capacidad de concentración, de aprendizaje y de memoria y mejora el estado de ánimo.

Para promover una correcta higiene del sueño, por una mejor calidad de vida y mejor funcionamiento psicológico y cognitivo, es importante considerar varios factores. Así, durante las horas de descanso se debe velar en:

  1. Limitar el uso de la cama para dormir. Se recomienda ver la televisión, leer, usar la tableta o el móvil a otros lugares de la casa.
  2. Utilizar colchón y almohadas cómodas en encontrar la posición más confortable.
  3. Mantener la habitación en buenas condiciones ambientales: temperatura fresca entre 17 y 19 grados, aislada de ruidos y en la oscuridad para mantener un correcto ciclo sueño-vigilia.
  4. Utilizar luces suaves, por ejemplo de color ámbar o rojo, en lugar de encender la luz de la habitación, en caso de despertarse durante la noche.

Recomendaciones para dormir mejor:

  1. Establecer un horario regular para acostarse y levantarse. En los días festivos en la medida de lo posible es mejor seguir un horario similar al de los días laborales.
  2. Un ejercicio físico regular ayuda a dormir mejor, pero no se debe hacer durante las 3 horas antes de acostarse.
  3. Evita consumir estimulantes (café, té, chocolate y tabaco) y alcohol, especialmente durante la tarde / noche
  4. «Desconecta» de las tensiones del día antes de la cena y al menos dos horas antes de acostarse.
  5. Establecer una serie de actividades relajantes antes de acostarse (baño, música suave, lectura siempre con luz muy suave…) y combínalas cada día de forma rutinaria.

Compartir article