Consejos

Cómo podemos mejorar el ambiente donde dormimos

Consejo elaborado por AdSalutem, entidad colaboradora del BBHI en el ámbito  del sueño.

Dormir influye positivamente sobre nuestra motivación, emociones y funcionamiento cognitivo. Necesitamos un entorno ambiental adecuado que favorezca la conciliación y el mantenimiento del sueño, esto nos determinará su estructura y duración.

Para conseguir un sueño saludable es importante que la habitación donde dormimos y el ambiente que nos rodea nos proporcionen una situación relajante y tranquila.

Dos aspectos importantes a controlar: la luz y el ruido:

Luz, un sueño más superficial
La estimulación lumínica innecesaria a la que estamos sometidos juega un papel importante antes y durante el sueño nocturno.

La luz emitida por dispositivos electrónicos utilizados antes de ir a dormir retrasa la secreción de melatonina (hormona que regula el ritmo circadiano y el sueño, entre otras funciones) con el consecuente retraso del inicio del sueño, aumento del alerta y disminución de la vigilancia durante el día.

Tenemos que evitar el uso de estos dispositivos dos horas antes del horario de sueño habitual.
También hace falta que mantengamos el dormitorio oscuro.

Dormir con la luz encendida o con contaminación lumínica provoca un sueño más superficial y con interrupciones.

Los relojes o aparatos que utilizamos como alarmas se tienen que programar y colocar en lugares escondidos que no nos permitan ver la luz que emiten.

El ruido altera el sueño

El ruido ambiental es relevante en la calidad del sueño provocando alteraciones tanto subjetivas como objetivas en las personas expuestas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha documentado la contaminación acústica como una de las causas de deterioro de la salud como consecuencia, entre otras cosas, de la alteración del sueño.

Una noche expuestos al ruido del tráfico por encima de 65dB (medida de la intensidad del ruido) provoca alteraciones en las fases del sueño provocando, cansancio, mal humor y descenso en el tiempo de reacción.

Esta situación prolongada puede ser causa de insomnio.

El aislamiento acústico de las viviendas se fundamental por una buena calidad del sueño.
También nos tenemos que asegurar que el ambiente para dormir sea silencioso y elegir la habitación más aislada de la casa.

Es importante desconectar los aparatos que pueden hacer ruido durante la noche e interrumpir el sueño.

Más información:

 

Compartir article