Consejos

Alimentación saludable también durante las fiestas de Navidad

Consejo elaborado por Ametller Origen, entidad colaboradora del BBHI en el ámbito de la nutrición. 

Con la Navidad llegan las celebraciones en torno a la mesa con la compañía de familiares y amigos. A menudo estos almuerzos y cenas suelen ser más copiosos y, por tanto, más calóricos de lo habitual. Sin embargo, y aunque parezca imposible, podemos disfrutar de estas fiestas sin perder los hábitos de alimentación saludable, pero hay que tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Es importante no abusar de los aperitivos, ya que estos suelen ser ricos en grasas y sal y van acompañados en muchos casos de diferentes tipos de salsas. No hace falta que los eliminemos, pero hay que escoger opciones poco saladas, sin mantequillas y disfrutar del aceite de oliva, así como evitar, en la medida de lo posible, las frituras. Así pues, no hay que abusar y hacer raciones pequeñas.
  • Los platos tradicionales pueden formar parte de una alimentación saludable, tanto los canelones de carne (farinacio y proteína), como el marisco (proteína), el pavo (proteína), el caldo con galets (farinacio) o la carne de olla (proteína). Sin embargo, es importante que acompañemos estos platos de vegetales, que nos darán más saciedad y nos ayudarán a reducir la cantidad que comemos.
  • A la hora del postre nos preguntamos si deberíamos comer turrones, barquillos o mazapanes. La respuesta es que si estos extras los hacemos en las fechas señaladas podemos disfrutarlos siempre que no abusemos de ellos. Así pues, no es recomendable consumirlos todos los días y en cada comida, ya que son dulces con una gran cantidad de azúcares y debemos reservarlos para las fechas concretas. El resto de días termina la comida con una pieza de fruta o un yogur.
  • Respecto a las bebidas alcohólicas, el consumo de éstas aumenta durante las fiestas, tanto antes, como durante y después de las comidas. En el caso de beberlo, es necesario un consumo moderado y siempre son mejores las bebidas fermentadas como el vino, la cerveza o el cava, en lugar de las destiladas. Sin embargo, cabe recordar que el agua es siempre la mejor opción.

Muchos pensamos que saltarse alguna comida hará que podamos comer mayor cantidad en la siguiente comida y no es así. Es importante respetar las 4 o 5 comidas diarias y si hemos celebrado una comida es recomendable hacer una cena ligera, como una ensalada y una tortilla o verdura y pescado a la plancha, y si la celebración ha sido la cena, pues hacer una comida ligera .

Por último, hay que tener presente que estas recomendaciones se tendrán que adaptar en aquellas personas con alguna patología asociada.

Compartir article