Mònica Terribas

Periodista
Transcripción

Mónica Terribas
Como nosotros cada día hacemos ejercicios para priorizar lo que es más importante de lo que no lo es creo que es un entrenamiento para el cerebro extraordinario.

Es muy poco sano dormir pocas horas. Es el hábito menos sano de los que hago. Cuando me despierto hago media hora de gimnasia. Y eso lo hago bastante disciplinadamente todos los días porque es una manera de que el cuerpo se despierte de verdad. Es decir, el cerebro por mucho que esté despierto, si el cuerpo no lo acompaña, si el cuerpo no ha empezado a vibrar, el cerebro no va igual y lo tengo comprobado.

Si no sabemos bien cómo funciona el cerebro no venceremos la mayoría de enfermedades que realmente nos invalidan como colectivo.

Toda la investigación que se haga en este terreno nos hará mejorar.

Cuando me haga mayor ¿sabes qué es lo que más ilusión me hace? ¿Cuando ya no tenga la prisa por trabajar? Leer y emocionarme aprendiendo todavía. Aprendiendo todavía. Y yo creo que una de las cosas maravillosas que tienen nuestras personas mayores que ahora viven más años y que han trabajado mucho es que puedan disfrutar de la salud de su cerebro porque la salud de su cerebro es la que les dará la posibilidad de continuar aprendiendo de la vida y de continuarse emocionando. Y de continuar viendo el mundo a través de la mirada de los otros.