Noticia

Cómo la socialización y no sentirse solo puede beneficiar a nuestro cerebro

El jueves pasado tuvo lugar en Guttmann Barcelona una nueva Ágora en la que se habló de cómo la socialización y no sentirse solo puede beneficiar a nuestro cerebro.


El Dr. David Bartrés-Faz, investigador principal del BBHI, empezó definiendo el concepto de soledad como “una discrepancia percibida entre las relaciones sociales queridas y las reales”. Continuó explicando como la soledad se asocia con mala salud en tres aspectos: en el aspecto psicológico incita a tener pensamientos y emociones negativas hacia las interacciones sociales; en el aspecto conductual provoca hábitos no saludables como sedentarismo, mala nutrición, mala calidad del sueño, entre otros;  y en el aspecto fisiológico induce a la hipertensión, a la diabetes, a la desregulación mecanismos del estrés, etc.

Para acabar, remarcó que una buena salud mental, cierta interacción social y tener un plan vital o propósito en la vida son las medidas más fuertemente asociadas con la protección de la soledad.

En breve, el video de la charla estará disponible en el portal web SiiDON: